Import Coffee & Company (Av. Corrientes)

Import Coffee & Company abrió una sede en una de las esquinas más vivas del microcentro de Buenos Aires: Av. Corrientes y San Martín. Es un punto genial (y divino, ¡está muy bien puesto!), para almuerzos de oficina, charlas de café, reuniones de laburo, laburar por tu cuenta (muuuuuy buenas mesadas para llevar la compu) y también para comprar café y comida para llevar. Está pensado para todos los ritmos de microcentro, y sirve un exquisito café en todas sus variedades: Illy. Además tiene un sector de delicatesen importadas para llevarse cajas de felicidad a casa ;)












Import Coffee & Company
D: Av. Corrientes 449 (esquina San Martin), Microcentro.
T: 4326-4726


Fotos por Vero Mariani. 



Vinotinto Cocina Andante

Vinotinto Cocina Andante es la rotisería cool y siempre fresca que abrió el chef venelozano Moisés Dagui para revolucionar almuerzos y cenas desde su muuuuy pintoresca esquina de Julián Álvarez y El Salvador, Palermo.  El lugar posta no puede más de la onda…








Pero la posta posta pasa por lo que se cocina día a día en este maravilloso lugar. Moisés propone un plato del día + algunas comidas de elenco estable que están para satisfacer a los feligreses, que vuelven y vuelven porque saben que acá siempre comen rico, abundante y bien.




Además en Vinotinto pueden comprar porciones individuales de platos gourmet de la hostia envasados al vacío, de forma tal que puedan tener el almuerzo y/o cena en casa en siete minutos. Basta meter la bolsa en agua caliente por ese plazo, ¡y listo! ¡Buen provecho cocinero sin ensuciar ni una olla!


Comimos con mi amiga Lauri un almuerzo compartido espectacular, pudimos realmente comprobar la magia de Moisés tanto en lo salado como lo dulce. ¡Volveré sin dudas! E incito a que vayan ustedes, me lo van a agradecer ;)







Vinotinto Cocina Andante
D: Julián Álvarez 1602, esquina El Salvador, Palermo.
T: 4861-4941
H: Lunes a viernes y sábado de 12 a 15hs; y de lunes a viernes de 18:30 a 21:30hs.
Aceptan efectivo. 



El Baqueano

En Julio 2016, y gracias a mis queridos amigos de Nespresso, tuve el privilegio de vivir una experiencia Cocina Sin Fronteras, fundada en 2013 por Fernando Rivarola (chef) y Gabriela Lafuente (sommelier) de El Baqueano, un templo de los sabores autóctonos de lo más extraordinarios, y por supuesto, de estación.




Para esta edición invitaron a la chef chilena Carolina Bazan de Restaurant Ambrosia (de Santiago) y al chef argentino Gabriel Oggero de Crizia Restaurant Grill Bar (de Palermo, CABA). Como productor local invitado estuvo Trapiche Costa & Pampa, variedad desarrollada en Chapadmalal a nivel del mar y a 3km de la costa; y para el cierre / broche de oro, café Nespresso.





La experiencia completa + la historia y la filosofía de El Baqueano están en el post de Alma, pero no puedo dejar de insistir que, al menos una vez en la vida, disfruten una cena de pasos en El Baqueano. La atención es estupenda (atiende Gaby y un equipo de camareros jóvenes de oficio, que SABEN y DIFRUTAN lo que hacen), el maridaje de cada plato está perfectamente seleccionado y los sabores son requisi. ¡¡¡¿Qué qué?!!! Entrá a verlo en Alma ;) ¡Y por el amor de Dios andá!





El Baqueano - Cocina Autóctona Contemporánea
D: Chile 499, esquina Bolivar, San Telmo, Argentina.  
T: 4342-0802
H: Martes a sábado de 19 a 23hs.

Cocina Sin Fronteras

Mains Sponsors 2016 de El Baqueano

Nespresso

Trapiche


Invitados CSF Edición Julio 2016

Carolina Bazan de Restaurant Ambrosia
D: Pamplona 78, Santiago, Chile.

Gabriel Oggero de Crizia Restaurant Grill Bar
D: Gorriti 5143, Palermo, Ciudad de Buenos Aires, Argentina.






Puratierra

El chef Martín Molteni lidera los fuegos creativos de Puratierra, un restaurant que por definición rinde culto a los sabores de la región, en su estación para lograr el mejor punto y con proveedores de primera calidad, para asegurar una fiesta en cada plato. 




 

Nosotros tuvimos el placer de acompañar a Puratierra en los festejos de su 10° Aniversario, ¡10 años, 10 menús especiales! Martín convocó a chefs prestigiosos para diseñar juntos los menús del festejo, y con Mr. P nos tocó probar lo que desarrolló junto a Pablo del Río. ¡Un espectáculo, señores! Banquen que me copio y me pego aaajaj


Snack
Crema de zanahoria y comino con crocante de mbeyú.
Debo admitir que “llegué tarde a clase”. Tenía tanta hambre que no pregunté qué es el mbeyú, pero gracias a Google, ahora veo que es un panqueque de almidón, un plato propio y típico de Paraguay y del Noreste argentino. Espero que Google no me haya fallado :D Como sea, fue una crocante alegría, ideal para el primer bocado de una cocina de la que siempre escuché y leí maravillas. El vino que me acompañó toda la noche fue Altos del Plata Chardonnay, de la Bodega Terrazas de los Andes. Exquisito. Dos copitas. Creo que no hice papelones. Creo.

Entrada
Salchicha tipo Viena de conejo, ajíes dulces y legumbres.

Nunca en mi vida pensé que iba a comer una salchicha de conejo, y vaya sorpresa, me encantó. Suave y liviana, ¡nunca una salchicha me resultó liviana! Y acá tuve la primera lección: eso blanco que rodea el plato como un halo celestial es hinojo. Es santo posta, fue la primera vez que lo comí y me gustó :D


Principal
Rabo 18hs horno de barro, mandiocas y papas andinas.

Por-favor. No les puedo explicar lo que es esto. “Lo cortás con una cuchara”. Así de tierno, y no puedo explicar lo sabroso. Estuvo increíble. Además los tubérculos JAMÁS fallan. Amamos a la papa (papa andina sos una canchera), amamos la mandioca y amamos esa bolita roja que ven ahí, que claro pregunté en su momento qué era y el camarero nos explicó perfecto, pero ya lo dije: dos copas. Je. Ese tubérculo rojo feliz fue la mejor sorpresa de ese plato, y en su totalidad un espectáculo.

Postre
Alfajor helado de algarroba, relleno de miel de caña.

En una cena normal, yo me hubiera plantado antes del postre, ¡pero no en una cena de cumple! ¡Y menos si Pablo del Río himself se acerca, te explica lo que es y te sugiere fuerte que lo comas con las manos! Por favorrrrrrrrrrrrrr, dame 10 nene, que me llevo a casa y raciono para aguantar un mes. Una locura. ¡Qué rica es la miel de caña!


El broche de oro, además del café Nespresso, es el hecho que este impresionante y sumamente delicioso menú está a $400 por persona; y $400 para dos personas si lo encargan take away. Posta, la relación valor – precio es insuperable, la atención (¡tres camareros a la vez!) es instruida, amable e impecable, y el lugar, sofisticado y al mismo tiempo cercano, presentan el escenario perfecto para una noche especial y/o una noche cualquiera que tenga ganas de convertirse en una fiesta. ¡Recontra recomendable! ¡Volveré! :D




Puratierra Restaurant
D: 3 de Febrero 1167, Belgrano.
T: 4899-2007





Olaya






Tuvimos el placer inmenso de conocer Olaya dentro del marco del glorioso festival Buenos Aires Food Week de Abril 2016 (¡infinitas gracias Mari por la invitación!). Y fue, les aseguro, una experiencia ALUCINANTE, realmente vuela pelucas (bue, vuela paladares), muy abundante y sabrosa en cada bocado. El chef de Olaya realmente sabe elevar la cocina peruana, al fusionarla con influencias arábigas, africanas, francesas e italianas. Fue un banquete de honor tan abundante que, en otro contexto, con un plato principal comen + una entrada comen dos sobrados. No les digo más, pasen a ver los platos para el aplauso y la experiencia completa en Alma Singer












Olaya
D: Humboldt 1550, Palermo.
T: 4843-1751
H: Lunes a sábados de 12 a 16hs y de 20 a 01hs.

Buenos Aires Food Week
#BAFoodWeek  



Fotos por Vero Mariani.



Harturo restaurant

Harturo restaurant es la expresión gastronómica de la sofisticada tienda de diseño y decoración Harturo, y queda en el coqueto Pasaje del Correo, en la calle Vicente López al 1600, Recoleta. Mágico…





Harturo en la Puerta 12.

No me sorprende que la puesta en escena de Harturo sea una sofisticada belleza. Tiene estilo, tiene encanto, y es discreto. No le gusta ostentar, no lo necesita. Con pocos pero certeros detalles, Harturo es alucinante.








Los camareros, súper serviciales y vestidos con mucho glam + la musicalización, rock de los 90s en versión bossa (con voz masculina), terminan de crear un clima perfecto para lo que me imagino es un brunch de domingo en Manhattan. En pleno corazón recoleto. Ahora vamos al corazón de una de las mejores comidas inventadas por el hombre, que en Harturo se sirve de 11 a 16hs, y comienza con tus bebidas elegidas, pan casero calentito y un dip de berenjenas que no puede ser más rico…



El menú del brunch de Harturo, que pueden leer (y babear) acá, está compuesto por tres pasos y tres propuestas por etapa…


Como entrada, no podíamos no elegir huevos benedictinos con panceta crocante y holandesa gratinada, sobre muffin inglés. ESTA es la esencia de todo brunch que se precie. ¡Huevos, huevos, huevos! Y este particularmente nos sacó más “mmmmm por favor” que palabras de una conversión normal :D




Vayan a buscar el resto de los platos en el post en Alma y no se olviden de pedir el postre. Éste fue mi favorito…


Esta gloria que ven acá es un puddin inglés con mousse de dulce de leche. Cuando lo vi llegar, mi prejuicio pensó que no iba a ser mi favorito, ¡pero cómo me equivoqué! Si alguien me pregunta qué me llevo a una isla desierta para sobrevivir, le pido porciones diarias de este poste. En serio. NO PUEDE SER MÁS RICO. La combinación de la horneada con toques crocantes y la exquisita mousse es para el Hall de la Fama. En serio.

Fue un brunch de domingo espectacular, llevado a la mesa con un muy buen ritmo de despacho, onda que podés disfrutar bien el plato y no llegás a extrañar los sabores de Harturo porque el próximo no tarda en llegar. Tienen el pulso perfecto, un servicio súper atento, está a muy bien precio ($320 por persona – 10% de descuento por pago en efectivo, valor de abril 2016) y tienen un charme para hacerte pasar por una experiencia sin igual. ¡Recontra recomendable chicos!





Harturo
D: Vicente López 1661, Puerta 12, Recoleta.
T: 4813-5900.
H: Martes a domingos de 12 a 16hs. Martes a sábados desde las 20hs. 




Alma Singer Take Me Out. Todos los derechos reservados. © Maira Gall.